Utilizamos cookies propias y de terceros para poder ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Privacidad.Acepto

Favourite
Contacto
900929901
Our offers
Back To Navigation

Claves a la hora de elegir una oficina

No todas las empresas son iguales ni tienen las mismas necesidades. Por esa razón, antes de establecer una sede física para nuestro negocio debemos pensar muy bien qué esperamos del lugar en el que nos gustaría desarrollar nuestra actividad profesional y a nivel de negocio qué objetivos esperamos conseguir y qué estrategias vamos a llevar a cabo para ello.

claves elegir oficina

Por ejemplo, hace unas semanas hablábamos de lo importante que es la ubicación a la hora de elegir una nave industrial o logística y también a la hora de elegir un local comercial. Pues bien, a la hora de plantearnos alquilar una oficina también debemos tener en cuenta una serie de factores que determinarán el éxito de nuestra elección y de forma indirecta el éxito de nuestra compañía.

¿Necesitamos una oficina propia?

Con unos pequeños cambios y siempre y cuando dispongamos del espacio suficiente, una casa se puede convertir en una oficina estupenda. Ahora bien, todo depende del tipo y volumen de negocio.

Hoy en día muchos profesionales freelance dedicados al diseño web, diseño gráfico, marketing de contenidos, consultoría estratégica, arquitectura, etc., deciden convertir sus casas en sus lugares de trabajo y de esta manera ahorrar los costes que supone el alquiler de una oficina.

Existen otras opciones a medio camino entre el hogar y una oficina propia como los espacios de trabajo compartido o co-working. Estos lugares se han puesto muy de moda en países como Estados Unidos y ofrecen a todas aquellas personas que optan por esta elección una serie de servicios de gran valor a la hora de desarrollar su trabajo a precios asequibles.

La ubicación de una oficina es importante, pero no lo es todo

Si bien para un local comercial la ubicación es fundamental a la hora de asegurarse una clientela recurrente y obtener un buen nivel de ventas, en el caso de una oficina la ubicación no es tan relevante.

Especialmente si tenemos en cuenta la implementación de nuevas formas de trabajar más flexibles como el teletrabajo, la generalización de nuevas formas de comunicación rápidas y eficaces en la distancia como el correo electrónico o la videoconferencia y la utilización de herramientas de trabajo colaborativas que nos permiten trabajar en equipo desde distintos lugares.

Ahora bien, a pesar de esto que acabamos de comentar la ubicación no deja de ser un factor crucial a tener en cuenta si con nuestra oficina queremos transmitir una determinada imagen empresarial a nuestros clientes o proveedores. Igualmente, no debemos olvidar que el lugar en el que se establezca nuestra oficina puede ayudarnos a construir una determinada cultura empresarial y a servir como catalizador de nuevas ideas y talento para nuestro negocio.

La ubicación de una oficina también estará condicionada por los costes que estamos dispuestos a asumir en concepto de alquiler y otros gastos fijos. Una buena accesibilidad para los empleados que sí necesiten o prefieran ir hasta su lugar de trabajo, la proximidad a nuestra competencia y la existencia de volumen de negocio también pueden determinar el lugar en el que se establezca nuestra compañía.

El trabajo no es donde se encuentra, sino lo que haces

Así lo afirma el informe Workplace Productivity: Workplace Satrategy’s Transformative Role de JLL. Y es que a la hora de elegir una oficina, la productividad de los empleados importa tanto o más que la ubicación. En este sentido es muy importante elegir oficinas cómodas, dotadas de lugares de trabajo que nos permitan trabajar de manera individual pero también en equipo.

También deben disponer de espacios en los que socializar con los propios compañeros de trabajo, en este sentido, cada vez es más habitual encontrar oficinas que incluyen salas con juegos de mesa, etc.

Además de todo esto, también es conveniente optar por oficinas que dispongan de buenos sistemas de aclimatación, ventilación y mucha luz natural que permita mejorar el estado de ánimo de los trabajadores.

Las oficinas con espacios verdes y plantas también son una buena alternativa para mejorar la productividad de los trabajadores ya que, reducen los niveles de estrés y frustración y mejoran cualidades como la paciencia.

Por lo tanto, a la hora de elegir una oficina para un negocio es importante definir una estrategia eficaz que nos permita tener en cuenta todos los aspectos que hemos comentado en este artículo y que nos lleve a elegir la mejor oficina para nuestro negocio y las personas que se encuentren en ella. Nos despedimos con este vídeo que nos permitirá conocer con más detalle cómo debemos prepararnos para ello.