Utilizamos cookies propias y de terceros para poder ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Privacidad.Acepto

Favourite
Contacto
900929901
Our offers
Back To Navigation

Adiós a la oficina tradicional, bienvenida a la oficina flexible

El título de este artículo lo refleja a la perfección, la oficina tradicional, que ha marcado el devenir del siglo XX, tiene sus días contados.

Oficinas flexible

Hasta ahora nos encontrábamos con muchas empresas cuyas oficinas eran espacios muy jerarquizados, en las que abundaban los despachos, los sitios de trabajo fijos e individuales y en las que no existían lugares pensados para la innovación, la creatividad, el descanso de los empleados y el trabajo en equipo.

Pues bien, poco a poco este modelo de oficina tradicional se está transformando dando lugar a espacios más horizontales y sin jerarquía, pensados para el bienestar de los trabajadores y adecuados a las nuevas formas de trabajo en equipo.

Este cambio en el modelo de oficina tradicional no solo obedece a criterios estéticos, sino que como venimos adelantando en estas líneas y como señala este artículo del diario El País, los centros de trabajo flexibles, que potencian la comunicación entre sus trabajadores, aumentan hasta un 20% la productividad.

En este artículo queremos daros algunos consejos para convertir una oficina en un espacio que mejore el trabajo en equipo.

Cómo convertir tu oficina en un espacio que motive

1. Transparencia y compañerismo

Son muchas las empresas que han decidido tirar las paredes como elemento separador y que han apostado poroficinas diáfanas y con espacios muy abiertos sin distinciones entre los empleados. Este tipo de oficina favorece la conversación, la comunicación y el aprendizaje entre las personas que trabajan en ella.

2. Privacidad

Ahora bien, habrá ocasiones en las que para desarrollar el trabajo sea importante contar con un mínimo nivel de privacidad. En este sentido es importante saber que las oficinas diáfanas no son incompatibles con espacios que conservan cierta privacidad. Esto último suele ocurrir frecuentemente en los equipos financieros de las compañías.

3. Teletrabajo

¿Cuántos empleados vienen realmente a la oficina? El teletrabajo es una realidad que no podemos obviar. Por lo tanto, las oficinas deben organizarse teniendo en cuenta la presencia real de sus empleados en ellas, olvidándonos de la idea tradicional: un trabajador, un puesto de trabajo.

4. Hotdesking

Comodidad de elegir dónde trabajar según cuáles sean sus necesidades y objetivos. De ahí que sea tan importante optar por espacios flexibles que permitan la interacción y la movilidad de las personas en el puesto de trabajo.

5. Espacios relajados

Los españoles ocupan uno de los primeros lugares en cuanto a insatisfacción en el puesto de trabajo se refiere. Una manera de cambiar está tendencia es favoreciendo la creación de lugares que permitan un ambiente agradable y de descanso a los empleados.

Áreas de juegos, cafeterías, zonas verdes interiores, gimnasios o ambientes de relajación mejoran la salud y el bienestar de los trabajadores. También se puede optar por crear islas con puff o sofás que permitan improvisar reuniones informales de trabajo acompañados de un café durante el desayuno.

Oficinas diáfanas

6. Color

En un primer momento esto puede parece una tontería o algo superficial, pero no lo es. El color de la oficina influye mucho en el ánimo, la salud y el nivel de estrés de los empleados. Por ejemplo:

  1. Gama marrón o beige: Tienen efectos relajantes y disminuyen el nivel de estrés
  2. Naranja: Favorece la comunicación informal
  3. Amarillo: Estimula la actividad del cerebro y los niveles de energía
  4. Azul: Transmite calma, el verde favorece la creatividad
  5. Blanco: Ayuda a crear un ambiente en el que predomina el orden y la objetividad
  6. Rojo: Transmite mucha energía.
  7. Colores pastel en tonos cálidos como el amarillo o el salmón: Dan lugar a espacios más humanizados.

 

7. Crear espacios propios

Para ello es necesario disponer de mesas y sillas móviles. También debemos disponer de paredes móviles que nos ayuden a crear oficinas privadas o grandes salas de juntas en función de cuáles sean nuestras necesidades a la hora de trabajar.

8. Transmitir sensaciones

Los elementos de diseño que podamos introducir en la oficina influyen mucho a la hora de transmitir la misión y valores corporativos de la empresa. Misión y valores que también pueden transmitirse a los empleados a través de la organización del espacio y el diseño de la oficina.

Esperamos que estos consejos os ayuden si estáis pensando en cambiar la organización de vuestro espacio de trabajo. No hace mucho tiempo en JLL afrontamos un importante cambio en nuestras oficinas siguiendo las pautas que os hemos indicado y de momento no nos ha ido nada mal. Aunque esto lo dejamos para otro artículo