Utilizamos cookies propias y de terceros para poder ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Privacidad.Acepto

Favourite
Contacto
900929901
Our offers
Back To Navigation

Tendencias sobre el CRE en 2016

Uno de los principales valores en cualquier estrategia, es el poder adelantarse a los acontecimientos.

Uno de los principales valores en cualquier estrategia, es el poder adelantarse a los acontecimientos. Por eso hoy os queremos introducir las conclusiones del último informe de Corporate Solutions de JLL, donde os adelantamos las nuevas tendencias de CRE para 2016.

AMENAZAS

Al igual que en la mayoría de los ámbitos, la seguridad y la transparencia son más importantes que nunca y el CRE no es una excepción. De hecho el 80% de los mercados han mejorado en términos de transparenciadesde 2012, aunque 41 países siguen manteniendo niveles bajos.

Además, las últimas tensiones geopolíticas, como la acogida masiva de refugiados, y las inestabilidades, como la formación del gobierno en España, o las próximas elecciones de USA, influirán directamente en las políticas y estrategias de CRE.

En lo referente a problemas de seguridad cabe destacar los ciberataques ya que en el último año su impacto aumentó en un 18%, siendo el 56% con fines políticos.

Otras de las principales amenazas de los próximos meses son: el aumento de la inestabilidad política a nivel mundial, la situación de la eurozona o el ralentizamiento de los mercados emergentes, entre otros.

CONVERGENCIA

CRE, recursos humanos y las soluciones digitales, sufrirán un proceso de convergencia. Para 2016, las expectativas de los altos directivos sobre el aumento de la productividad se situará en niveles muy elevados.

Esto también se verá reflejado en el nivel de compromiso por parte de los empleados. Las previsiones hablan de un aumento del 22% en la productividad.

EXPERIENCIA

Uno de los puntos clave en las previsiones para 2016 recae sobre la mejora de la experiencia de usuario (UX). Está demostrado que un empleado contento aumenta su productividad un 31%, realiza ventas un 37% más elevadas y es 3 veces más creativo.

Reflejo de esto es que el 76% de los encuestados mantienen altas expectativas en lo referente a la mejora de la experiencia del lugar de trabajo durante los próximos tres años, a través de medidas como una mejor iluminación, mejor ventilación o control individual de la temperatura.

DIGITAL DRIVE

El avance constante en el desarrollo de nuevas tecnologías ha tenido un impacto directo sobre diversos aspectos tales como las organizaciones, el mercado inmobiliario y, sobretodo, las personas.

De hecho se prevé que en 2020 habrá 9.200 millones de usuarios móviles, esto tendrá una repercusión directa en el mercado inmobiliario y sus consumidores, a través de la ubicuidad de la tecnología y la tercera plataforma.

SOSTENIBILIDAD

En los últimos años la responsabilidad para con el planeta es uno de los temas más presentes. El mercado inmobiliario tendrá que ampliar su compromiso en este tema con planes estratégicos y operativos más agresivos, como refleja los resultados de la encuesta de JLL en la que el 51% de los directivos resalta la importancia de la agenda de sostenibilidad corporativa/RSC.

Por su parte el COP21 ha fijado como objetivo limitar el calentamiento global a 2’C en este siglo, fijando su ámbito de actuación en: materia de energía y eficiencia, energías renovables, precio del carbono, innovación y reducción de emisiones.

RÉGIMEN DE PROPIEDAD

La decisión entre la compra de propiedad o alquiler es más difícil que nunca. Mientras que la enajenación de bienes corporativos se sitúa en máximos históricos, la contabilización de alquileres va alterar las estrategias de carteras y toma de decisiones administrativas.

La consecuencia directa de esto se traducirá en la revisión de los criterios de las grandes empresas paradecidir entre las dos opciones del régimen de propiedad.

MERGE AND ACQUISITIONS

Las fusiones y adquisiciones es una práctica muy común en el CRE alcanzando cifras históricas en los últimos tiempos, lo que hace de ella un área crucial para el CRE.

Esta afirmación viene respaldada de los resultados de diversos estudios como el que el 59% de los directivos a nivel mundial se planteen adquisiciones en el próximo año, o que se prevé un aumento de estas operaciones de un 7%.

COWORKING

El coworking se ha perfilando como una de las soluciones preferidas por las empresas para impulsar sus estrategias de CRE. Los espacios de coworking a nivel mundial experimentaron un crecimiento hasta alcanzar los 7.800, a diferencia de los 3.400 de 2013, y se espera alcanzar el millón para 2018.

Las expectativas de los participantes del coworking se centran en: la posibilidad de compartir conocimientos (68%), brainstorming y generación de nuevas ideas (60%), y compartir nuevos proyectos (55%).

DATA INTELLIGENCE

El tratamiento y la generación de datos es un mantra en la sociedad hiperconectada actual, y su incorporación en las estrategias de CRE permitirá la optimización de los resultados.

Aún así cabe señalar que aunque la mayoría de las empresas prevén un aumento en la capacidad de recolección de datos superior al 50%, el análisis de los mismos y las capacidades técnicas del personal puede suponer una traba en la implementación de este nueva tendencia a corto plazo.

Otro factor de riesgo corresponde a la divergencias entre las personas involucradas y los diferentes procesos. Saber coordinar el personal más idóneo con la tecnología y los procesos más adecuados es uno de los principales retos a tratar.

CIUDADES DEL FUTURO

Las nuevas tendencias de urbanización están influenciando las políticas de CRE. Así, se prevé que en 2025 el 50% de las empresas con ingresos superiores a 1.000 USD se asienten en ciudades del mundo emergentes, lo que refuerza las acciones de CRE.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Las carteras cada vez más líquidas están favoreciendo un mercado inmobiliario diverso y disperso, mientras que la confluencia de RRHH y CRE hacen que los esfuerzos de las empresas se concentren en torno a la mejora de la experiencia de usuario, especialmente en los lugares de trabajo.

A su vez los cambios tecnológicos están causando cambios en los hábitos de comportamiento y por consecuencia en las estrategias y el mercado inmobiliario en general.
Basadas en esas conclusiones, las principales recomendaciones de JLL para el CRE de cara a un futuro cercano, se centran en hacer incentivar la flexibilidad, rediseño del lugar de trabajo para mejorar la experiencia de usuario, y digitalizar las estrategias, adaptándose a las nuevas realidades.