Utilizamos cookies propias y de terceros para poder ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Privacidad.Acepto

Favourite
Contacto
900929901
Our offers
Back To Navigation

La ubicación, una de las claves del éxito a la hora de elegir una nave logística o industrial

A la hora de crear desde cero una empresa o realizar cambios en la estrategia de negocio de una compañía son muchos los aspectos a valorar. Uno de los más importantes es sin duda la ubicación. El lugar en el que se ubica una empresa es una decisión más importante de lo que parece.

Ubicacion naves

Y es que, al menos hasta ahora, no siempre los empresarios o autónomos le han dado la importancia que realmente tiene. Las prisas o la opción de alquileres rápidos y baratos son malas consejeras que incluso en algunas ocasiones obligan a las empresas a una dura batalla por la supervivencia. Todo por una mala decisión.

Por lo tanto, la ubicación es un requisito esencial que se debe tener muy en cuenta cuando se trata de establecer un nuevo negocio ya sea en forma de oficinas, locales comerciales, pero también de naves industriales. Es precisamente en estas últimas donde vamos a hacer foco en el artículo de hoy. Llegados a este punto, ¿por qué es tan importante la ubicación a la hora de elegir una nave?

Proximidad, buenas conexiones e infraestructuras

Este es sin duda uno de los aspectos más importantes que se deben tener en cuenta a la hora de elegir una nave industrial o logística. Por ejemplo, si somos un negocio con un elevado nivel de dependencia de materias primas, deberemos buscar un lugar próximo a las zonas de producción.

Igualmente, la proximidad a los proveedores y a servicios tan básicos como la electricidad, el agua o Internet son indispensables a la hora de reducir costes.

Por otro lado, las conexiones son cruciales para aquellas empresas del sector del transporte y la logística ya que necesitan accesos fáciles y rápidos a carreteras, autopistas, puertos, aeropuertos o estaciones de tren. Todo esto cobra especial importancia en un contexto en el que el comercio electrónico está jugando un papel protagonista.

En la actualidad, las grandes firmas comerciales han iniciado la crucial batalla de los envíos rápidos de los pedidos que los usuarios compran online. Todo esto, está provocando la apertura de centros de distribución y recogida en zonas urbanas y próximas a los grandes centros de consumo.

Una tendencia que como asegura Luis Guardia, director de Industrial y Logística de JLL irá en aumento: “Los operadores de transporte y la grandes firmas de ecommerce darán la alternativa a sus clientes de recoger las mercancías en el centro de las ciudades y veremos cómo en cierta forma el transporte urgente ira adentrándose en las ciudades para estar cerca de los usuarios”.

Según nuestro último Informe del Mercado Industrial y Logístico, las empresas con canal de venta online necesitan grandes centros de almacenamiento y logística en el que guardar su mercancía, ubicados a aproximadamente una distancia superior a los 40 kilómetros de los grandes núcleos urbanos y con excelentes comunicaciones.

Pero además, también necesitan centros de transporte ubicados a una distancia no superior a los 20 kilómetros. Debido a la escasa oferta actual de espacios industriales de calidad de estas características, los promotores están iniciando proyectos especulativos y de llave en mano en ciudades como Madrid y Barcelona.

Aunque también como consecuencia de esta escasez de oferta, se está viendo una importante tendencia de rehabilitación de activos industriales y construcción de obra nueva.

Situación del mercado de trabajo

Toda empresa o fábrica necesita mano de obra para poder desarrollar su actividad. Y en relación a esto, las empresas tienen en cuenta los siguientes aspectos: el coste de la mano de obra y su nivel de preparación. Por un lado, muchas empresas deciden ubicarse en determinados lugares ya que, la mano de obra es más barata, por lo tanto los costes de producción son más reducidos y obtienen mayores márgenes de beneficio.

Ahora bien, otro criterio que tienen en cuenta las empresas es el nivel de cualificación de la población en la que quieren establecerse. Por ejemplo, una empresa de base tecnológica necesita trabajadores altamente cualificados por lo tanto, no buscará ubicarse en una zona dónde la mano de obra es barata y con un escaso nivel de conocimiento en su sector.

Situación económica

La prosperidad y el grado de desarrollo de un determinado lugar es fundamental para que muchas empresas, fábricas o industrias decidan asentarse en él y ampliar sus espacios debido a un mayor consumo.

Con toda seguridad, los lugares con una buena situación y perspectiva económica permitirán a las empresas acceder a importantes facilidades como pueden ser líneas de financiación y de inversión a un menor riesgo.

Hasta ahora y debido a la crisis económica, las empresas han estado contrayendo sus espacios pero ahora se preparan para la expansión, tal y como asegura Luis Guardia.

Características de la legislación

No todos los países disponen de la misma legislación a la hora de regular la actividad empresarial. Por norma general, los países más avanzados disponen de un mayor número de leyes que regulan la actividad de las empresas en aspectos como: relación e impacto de la actividad empresarial en el medio ambiente, maneras de contratación de trabajadores, impuestos o especificaciones concretas sobre la fabricación o proceso de producción de algunos productos.

Además de valorar el impacto que las leyes pueden tener sobre su actividad, muchas empresas valoran la existencia de subvenciones y el apoyo de la administración al tejido empresarial a la hora de formalizar su ubicación final.

Además de estos cuatro aspectos no debemos olvidar la cercanía a nuestro cliente final y a nuestra competencia. En este último caso, son muchas las empresas que deciden establecerse en lugares donde la presencia de su competencia directa es escasa.