Utilizamos cookies propias y de terceros para poder ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Privacidad. Acepto

Favourite
Contacto
900929901
Our offers
Back To Navigation

5 cosas que tienes que saber antes de alquilar una nave logística

¿Buscando alquilar una nave logística para almacenar mercancías? Descubre las claves para elegir la mejor plataforma en nuestro nuevo post.

No cabe duda de que las naves logísticas se han convertido en un bien muy preciado.  Según el último informe de logística de JLL, en 2017 la contratación logística se vio impulsada por los buenos datos de la economía española. Así, superó el millón de metros alquilados entre Madrid y Barcelona. Concretamente, alcanzó 1.260.000m², lo que representa un incremento del 12% interanual respecto al volumen alcanzado en 2016. La fuerte demanda ha permitido que nos refiramos a 2017 como el mejor año contratación logística de los últimos 10 ejercicios.

Si tú también estás interesado en alquilar naves logísticas, debes basar tu elección en función de varios factores. Éstos afectan tanto los costes, como los productos, la velocidad de envío y las posibilidades de cumplir con los encargos a tiempo.

A continuación, te dejamos las consideraciones más importantes que debes tener en cuenta para elegir un almacén:

Ubicación geográfica de la nave logística

En la mayoría de los casos, la consideración principal es la proximidad del centro logístico a la zona de reparto de mercancías. 

Se trata de valorar si el centro logístico debe ubicarse cerca del cliente final o puede estar también en naves en zonas más alejadas, que tengan alquileres más interesantes. ¿Cuál ha sido la tendencia en 2017?

En Madrid, por ejemplo, según datos del informe de JLL, la tercera corona (los centros logísticos más alejados alejada de la ciudad) ha concentrado la mayoría de la superficie contratada (un 39%). Aun así, la primera corona (las naves logísticas ubicadas en Madrid capital, en el interior de las circunvalaciones M-40 y M-50) ha registrado un importante repunte acaparando el 34% de la contratación.

Por su parte, en Barcelona, la segunda corona (las naves logísticas que se extienden siguiendo el recorrido de la autopista AP-7, la autovía del Noreste, A-2 y las comarcales C-53 y C-32) destaca por su protagonismo con el 55% de la contratación.

Costes

Los costes son otro de los factores muy importante en la elección de un almacén logístico. En esto, el precio del alquiler es solo una de las partidas que tienes que considerar. Debes tener en cuenta también los impuestos, los costes de transporte desde la fábrica de producción y hasta el cliente final, la tipología del producto (estacionalidad, mantenimiento, volumen), así como el gasto en personal.

Tamaño y características

Los diferentes tipos de actividad condicionan las características que debe tener cada inmueble logístico. Los centros logísticos necesitan tener una altura considerable para almacenar el máximo número de mercancías posible. Las naves industriales, por el contrario, no necesitan ser muy altas ya que se utilizar principalmente para fabricar productos.

Es importante que la plataforma logística también tenga un diseño que facilite la gestión y el inventario de las mercancías. En este punto, los muelles o los portones elevados se convierten en elementos imprescindibles a la hora de descantarse por una nave logística en alquiler.

Todo eso sin que olvidemos las exigencias medioambientales que tienen que cumplir los inmuebles logísticos. Las certificaciones energéticas BREEAM o LEED, la iluminación LED de la nave con detección automática de paso o las medidas de ahorro de agua aportan un mayor valor añadido a las plataformas.

Demanda de mercancías

¿Se trata de un producto de temporada? ¿Tiene unas condiciones de envío específicas? ¿Cuánto de rápido se lo tenemos que enviar al cliente? En la era del e-commerce, el cliente se ha vuelto más exigente que nunca. Para responder a sus necesidades, hay que planificar minuciosamente el proceso de almacenaje y entrega. Con entregas de uno a tres días, múltiples facilidades de pago y devoluciones sin problemas, es cada vez más difícil ganarse al cliente. Por eso, el punto de partida para elegir un centro logístico debe ser el que nos permita completar nuestros pedidos de la forma más rápida y flexible.

Tecnología

Saber qué está disponible en términos de tecnología (incluida la gestión y el inventario) te ayudará a tomar una decisión más informada. La robótica y la incorporación del big data a los procesos logísticos son las dos innovaciones que no tienes que perder de vista si quieres  alquilar una nave que cumpla con tus necesidades presentes y futuras.